Arreglando el mundo

“Voy a pasar piola”, en la época equivocada

Introducción

user

Leo Soto


“Voy a pasar piola”, en la época equivocada

Publicado por Leo Soto el .
Featured

“Voy a pasar piola”, en la época equivocada

Publicado por Leo Soto el .

featureimage

Había una vez una época en la que no era horriblemente difícil esconder las cosas. La gente estaba menos conectada, no había Google para buscar cosas ni Facebook ni Twitter para compartirlas instantáneamente. La prensa estaba más limitada, en cuanto a los medios para llegar a su público (TV, radio, diarios y sería todo). 

No digo que en la prensa “tradicional” haya sido fácil comprar silencios. Pero digamos que ahora, en un mundo donde la información es ridículamente abundante[1] y se esparce a una velocidad no vista en la historia, pues bueno, ya no hay tantos incentivos para siquiera tratar de comprar a la prensa. Ni para la prensa de venderse.

Súmenle a eso que las barreras para divulgar información son mucho mas bajas e internet ofrece un medio que puede convertir a alguien con un blog en periodista. O llevando la definición un poco más allá, hoy tus amigos pueden jugar el rol de “periodistas” que te presentan las noticias a punta de tweets y retweets. [2]

Todo lo anterior, lo decía como contexto de un cambio que ha ocurrido, desde mi punto de vista, en los últimos 15 años. Igual 15 años es un tiempo razonable, pensaría uno, para que un político asimile que ahora la probabilidad de que las cosas se sepan son mucho, pero mucho mas grandes que antes. En particular alguien que ha sido designado como flamante subsecretario y que tiene querellas pendientes por estafa y apropiación indebida, o que ha sido denunciado por darle agarrones a una mujer en el metro. [3]

¡Pero no lo asimilan!. Porque convengamos que si supieran que las cosas se van a saber, no habrían aceptado el cargo. Además de hacerle un flaco favor a su gobierno, también en lo personal sacan al aire cosas que probablemente preferirían dejar archivadas.

La conclusión es, entonces, que juran que habiendo pasado el mal filtro del nuevo gobierno piensan ingenuamente “Uf, ya está, voy a pasar piola”. Lo que hace pensar que han vivido en el desierto bajo una roca durante los últimos 15 o 20 años en que el mundo ha cambiado y “pasar piola” es horriblemente difícil cuando se tiene tal exposición pública.

¿Por qué no lo asimilan? ¿Exceso de confianza? ¿Simple viejazo de quedarse pegado en el tiempo? Yo la verdad no tengo explicación razonable. ¿Sugerencias?

Sea como sea, en esta época en que la información es cada vez más abierta, a la política (¡y a los políticos!) no le queda otra opción más que mejorar. Por la razón (los políticos actuales se "pegan el alcachofazo", rápido) o por la fuerza (algunos políticos actuales son reemplazados por políticos menos pajarones).

¡Hagan sus apuestas!


[1] Y se estima que la información que la humanidad tiene se duplica cada dos años. Lo repito porque es difícil de creer, pero es cierto: Cada dos años generamos tanta información como la que acumulamos en los miles y miles de años que le precedieron a ese par de años.


[2] En cualquier caso, nuestros amigos periodistas via tweets/retweets suelen ser más informativos que los periodistas con cartón y sus notas relleno en los meses de verano.


[3] Y tampoco no son casos aislados. Es cosa de acordarse de un pre-candidato presidencial hace menos de un año atrás.

Imagen de cabecera por showbits.

user

Leo Soto