Arreglando el mundo

Un alza de impuestos NO mata a las startups

Introducción

user

Leo Soto


Un alza de impuestos NO mata a las startups

Publicado por Leo Soto el .
Featured

Un alza de impuestos NO mata a las startups

Publicado por Leo Soto el .

featureimage

Hace unos días alegué por twitter de que estaba aburrido de escuchar que un alza de impuesto "mata a las PYMEs" sin argumentos de peso. Todo esto en el contexto de que en Chile el 20% de impuesto a las utilidades que pagan las empresas podría verse aumentado a 25%.

Pero twitter no da para expandirse un poco más en el tema, es decir, explicar por qué los típicos argumentos están errados. Para no extenderme, hablaré sólo de los "emprendimientos", y dejaré otros tipos de PYMEs para otros posts.

Hay gente muy respetable que ha dicho que los emprendimientos "van a morir por miles" si suben los impuestos. Acá se suelen mezclar dos tipos de "emprendimientos", así que hagamos la diferencia antes de analizar. Están las startups, que son apuestas con altísimo riesgo pero con un potencial inmenso, y las empresas más tradicionales, familiares, etc.

Si eres una startup, la fase más crítica ocurre especialmente mientras la startup no genera ingresos (por lo que sólo "quema" la inversión). O, en el caso más general, cuando a pesar de generar ingresos, estos no alcanzan a cubrir los costos (por lo que sigue quemando capital). La mayoría de las startups muere antes de que ocurra esto. Por lo tanto, la mayoría de las startups jamás pagan impuestos a las utilidades, pues no alcanzan a generar un peso de utilidad en toda su vida. Así que a esas startups no le afectan los impuestos.

¿Y qué pasa con las startups que cruzan ese valle de la muerte y llegan al breakeven? Pues la startup inmediatamente reinvierte estas utilidades escalando (más equipo, más marketing, más infraestructura, etc, etc), por lo que las utilidades nunca se materializan de modo significativo hasta que la startup crece en todo su potencial. ¿Y entonces? Ahora sí que el impuesto a las utilidades afecta, ¿no?. Pues claro, pero si antes de cada 100 pesos de utilidad los accionistas (cofounders, inversionistas, empleados iniciales) se llevaban 80, entonces ahora se llevaran sólo 75, totalizando una merma de (80 - 75) / 80 = 6,25%. ¿Alguien cree que una merma del seis por ciento hace la diferencia en una industria donde nadie sabe si la empresa va a generar retornos de cero pesos o de decenas/cientos/miles de millones? Yo no. Y en cualquier caso, la mayoría de las startups globales terminan siendo constituidas en Delaware, Estados Unidos. No en Chile.

¿Que nos queda? El emprendedor tradicional, pero menos celebrado. El que monta un nuevo negocio, tal vez familiar, tal vez para independizarse. Pues bien, ese emprendedor suele tener un ingreso como empleado de su empresa. Y eso en caso que constituya una y no opere simplemente como persona natural. Por tanto, el ingreso del emprendedor es un costo de la empresa que no se verá reflejando como utilidad. Luego, un alza de impuestos no significa que el emprendedor vaya a ganar menos dinero como entrada fija en el largo plazo.

Es verdad que el emprendedor obtendrá un poquito menos de utilidades como premio extra a su esfuerzo, pero recuerden que es apenas un 6.25% menos. En lugar de, no sé, ganar 1 millón extra, ganará $937.500. ¿Hace eso la diferencia que mata las ganas de emprender?

En resumen, la única manera de que todo cuadre es que los que hacen alharaca estén confundiendo ingresos con utilidades. Pero los impuestos se pagan por sobre las utilidades de la empresa, no sobre los ingresos.

Una vez que uno asume esa realidad, un aumento de impuestos deja de ser tan terrible. Podemos empezar a dejar atrás la histeria y ver si el impacto (ya no tan terrible) vale la pena. Podemos evaluar y conversar sobre qué diablos se supone que ganaremos con los impuestos extras, en lugar de rechazarlos por que sí.

PD: Aunque siempre queda una alternativa para quienes rechazan los impuestos simplemente por que sí:

Foto de cabecera por "401(K) 2013"

user

Leo Soto